• Un Buen Huevo

    Estée encontró la inspiración para su siguiente innovación cosmética en la rutina de belleza de su madre. Recordando cómo utilizaba los huevos batidos para preparar una mascarilla facial, Estée hizo que el huevo fuera el ingrediente estrella en su Estoderme Youth-Dew Creme. Para probar sus poderes restauradores, Estée aplicó la crema a Carmel Snow, jefa de redacción legendaria, e intimidante, de Harper’s Bazaar. “La señorita Snow quedó asombrada”, admitió Estée, pero estaba tan impresionada con los resultados que publicó una opinión excelente en la revista en 1951, lo que hizo que rápidamente la crema se volviera un éxito.

Top